domingo, 24 de febrero de 2013

BARRANQUILLA Y SUS ORIGENES: ENTRE LA TRADICION Y LA DOCUMENTACION HISTORICA

Fue a orillas del caudaloso Huaca-Hayo o rio de las tumbas sagradas donde empezó a poblarse Barranquilla, según la tradición mítica aconteció que por la gran sequia sufrida en el verano de 1620, para unos historiadores o 1629, otros cronistas, cuando en el sitio denominado “Sabanitas de Camacho” grupos indígenas provenientes de Galapa y más tarde de Tubarà, estos hicieron el primitivo hábitat a orillas del Magdalena; siguiendo las huellas del ganado en pos de agua, atraídos también por los alisios que refrescaban la comarca, la abundancia de manantiales y albuferas con buena pesca, muy cerca de la desembocadura al mar Caribe del rio Grande de la Magdalena, en aquel lugar donde aproximadamente se encuentra hoy el campamento de las flores en la vía 40, fueron instalados los primeros bohíos. “Fundando” aceptando así lo que más tarde se denominara el Sitio de Las Barrancas de San Nicolás, y a mediados de siglo XIX, la ciudad de Barranquilla(2)
  1.nav.magd
2canal piña2
1. Transporte primitivo de los bogas en Champanes por el rio Magdalena
2.  Mapa de la costa de Sabanilla de la desembocadura del río Magdalena hasta el Moro Hermoso, con indicación de los accidentes, las construcciones y las profundidades litorales, 1843. A.G.N., mapoteca 4 ref. 394ª

Al tratar de hallar respuesta al interrogante ¿Que significa “Camacho”?, si es que se le considera como una castellanización de una expresión india, nos encontramos ante una respuesta lógica. Porque ocurre que en el idioma de los indios guajiros actuales, que es una forma moderna de la familia lingüística arawak. Existe la expresión “kamach” sinónima de “kamarure”. Estas dos locuciones, cuando se usa en un modo imperativo “kamach-pia”, “kamaure-pia”, poseen el significado de “espérame ahí”, “tárdate ahí”, “demórate ahí”, “estate ahí”. Ante estos referentes surge el siguiente interrogante: ¿No sería Kamach” el varadero de canoas al que se refiere el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo al anotar el sitio en que permaneció Pedro de Heredia el día que dejo el pueblo de Galapa? (2)
No todos los historiadores estuvieron de acuerdo con la fecha del origen del poblado que el General Juan José Nieto afirmo en su opúsculo histórico. Tampoco los eruditos que han estudiado a fondo esta tradición conformes al mismo nombre original del poblado. Si Barranquilla deriva su nombre de barranca –accidente geológico- o de barranca- acepción castiza de longa, aduana o sitio de compra-venta.(3)
Lo cierto es que en su libro documental “El Antijovio” el adelantado Gonzalo Jiménez De Quesada al referirse tangencialmente a este caserío de pescadores en la banda occidental del Magdalena, dice que encontraron a su paso unas barrancas pequeñas en donde grupos indígenas –los mocanâ- negociaban mariscos, pescado y otros productos del mar y del rio 

3. Canal piña 4. canalpiña3
3. Canal de la Piña. Levantado por orden del gobierno de la Nueva Granada, por John May, ingeniero civil y copiado por Manuel Peña, 1853. A.G.N., mapoteca 6-259.
4.El aguador, comerciante de agua en Barranquilla./ André, Édouard L’Amérique Équinoxiale (Colombie-Equateur-Perou) París, Librería Hachette, 1869, p. 16
Otra explicación historiográfica de los orígenes de barranquilla la ofrece el ilustre Historiador sabanalarguero José Agustín Blanco Barros, basada no en la tradición oral sino en la fehaciente documentación escrita, yacente en el Archivo Histórico Nacional de Santa fe de Bogotá. Esta explicación documentada sin duda enriquece la historia inicial de Barranquilla y la hace más aleccionadora y apasionante, más humana y hermosa.
De los hallazgos arqueológicos efectuados en el lugar en el pasado y el presente siglo, de deduce que esa era un área de cita o reunión de los indígenas de ambas riveras del Magdalena. A esa parte de la orilla fluvial los españoles y sus compañeros lusitanos la llamaron Camacho, de segura castellanizando la original expresión india “Kamach”. No es posible que un grupo o pueblo de naturales tuvieran su nombre en la lengua europea. “Camacho” junto con otros tres, es el pueblo de indios que Miguel Díaz de Armendáris, entonces gobernador de Santa Martha y del Nuevo Reino de Granada, dio en encomienda (3 de marzo de 1549) al capitán de caballería Domingo de Santa Cruz, pagando así sus servicios a la corona. Muerto Santa Cruz (1559) luchando en las calles de Cartagena contra corsarios franceses, el gobernador de esta ciudad Juan de Bustos concedió la encomienda de Camacho a Doña Ana Ximenez, viuda del primer encomendero. Por escrito manifestó ella al Visitador Melchor Pérez de Arteaga (1561) que no alcanzo a disfrutar del tributo de sus indios camacho, porque Pedro de Barros, segundo encomendero de Galapa, se las arrebato y los puso bajo su propio servicio.
Según la Encomendera Ximenez, el pueblo (la gente) de camacho serán quince indios con su cacique que tenía su pueblo (caserío) junto al mar y a las bocas del rio grande. Por la arbitrariedad de Pedro de Barros, la encomienda de camacho se extinguió y como consecuencia su área territorial revirtió al dominio de la Corona. Esta mediante cabildo de Cartagena en diferentes fechas la fue concediendo como mercedes graciosas a diferentes vecinos libres: Juan Casetas de Bayarte (escribano y juez en el Partido de (Tierradentro); Pedro Gómez Herrera (capitán de Infantería), Manuel de Sanabria (Capitán) Nicolás de Barros y de Guerra (cuarto encomendero de Galapa y alcalde ordinario de Cartagena.                           
5.rioMag2 6 cartagena2
5. caballos en cruce por el rio Cauca. Geografia Pintoresca de Colombia. Viaje de Edouard Andre, 1875-1876
6. Castillo de San Felipe de Barajas, Foto Actividad investigacion de Campo_Adalberto Gonzàlez  2010.
Desde mucho antes de la extinción del pueblo de indios de Camacho a fines de siglo XVI y también después, tanto su territorio como las tierras inmediatamente vecinas fueron explotados por los sucesivos encomenderos de Galapa (Juan de Escalante, Pedro de Barros y José de Barros) establecieron ellos hatos ganaderos de vacuno, lanar, caballar, caprino, de cerda; y también realizaron sembrados de maíz, yuca, ahuyama, algodón, etc. Lo mismo hicieron los encomenderos de Cipacua en esos años, María Carrillo y el general de la armada española Gerónimo de Portugal y Córdoba
De las fechas señaladas, mediados de siglo XVII, hasta 1813, cuando el sitio recibe el glorioso titulo de Villa de Barlovento, no hay circunstancia extraordinaria ni suceso particular que describir sobre el poblado. Mientras otras ciudades de la Nueva Granada alcanzan posiciones destacadísimas, nuestro territorio permanece casi en el anonimato con ligeras referencias marginales a cerca de su vida primitiva y parroquial.
Barranquilla, pertenece política-administrativamente a Bolívar. Toda la influencia social la recibe de Cartagena, Mompox, ciudades de blasones y mayorazgos, de las cuales deriva múltiples beneficios y con las cuales se comunica por el rio y el canal del dique, mas tarde el caño del clarín comunicara con la población de Ciénaga y con Santa Martha, ciudades que ejercieron mucha influencia en el desarrollo de la naciente urbe pintorescamente conocida como las Barrancas de San Nicolás
  7.rioMag18.  manuelRT
7.  Carta Corográfica del curso del río Magdalena en la parte que puede ser navegada por buques de vapor. Trabajada por Tomás Cipriano de Mosquera en sus viajes de 1842, 1847 y 1849. Dedicado a los alumnos del Colegio Militar Nacional. Barraqnuilla, 1 de noviembre de 1849. A.G.N., mapoteca 6, ref.59.
8. Gobernador-Presidente del Estado Libre de Cartagena de indias, Doctor Manuel Rodríguez Torices, el 7 de Abril de 1813.
Nuestro famoso canal de la Piña tiene antecedentes históricos influyentes relacionados con la comunicación directa entre el rio y el mar. Vía de uso permanente por las dificultades de la entrada de vapores por Bocas de Cenizas. Sabanilla será desde 1813 gracias también al decreto estimulante del Doctor Manuel Rodríguez Torices, lugar definitivo para el progreso de la comunidad que haya tierras y posibilidades para emprender negocios. Campo propicio al espíritu emprendedor no solo de nativos sino de extranjeros que encuentran a su vez ambiente y acogida para sus inversiones y privilegios.
En el documento de Estudio sobre “El Norte de Tierradentro y los orígenes de Barranquilla” del cual es autor el Ilustre historiador Dr. José Agustín Blanco, con documentos de insoslayable autenticidad revela y aclara la tradición de las encomiendas y demás usufructos del Partido de Tierradentro. En particular lo relacionado con la “fundación” del poblado señalado por el General Juan José Nieto en su “Geografía Histórica y Estadística contada por Cantores”. Donde afirma que fue en 1629 en el llamado sitio: Sabanitas de Camacho, donde se origino el caserío. Pues, podemos concluir que ha Barranquilla, no la fundo un hombre sino una circunstancia: el Rio, si algún tributo hay que señalar para exaltar la “fundación” de la ciudad es al rio Magdalena al que se le debe honrar este privilegio (4)
Barranquilla, durante la independencia le fue concedido el merito excepcional del heroísmo y el valor de sus habitantes, le fuera otorgada el titulo de Villa de Barlovento, capital del Partido de Tierradentro, mas escudo y bandera con el calificativo de “Premio al Patriotismo”, decreto promulgado por el entonces Gobernador-Presidente del Estado Libre de Cartagena de indias, Doctor Manuel Rodríguez Torices, el 7 de Abril de 1813.
A Don Domingo Malabet, se debe en gran parte la recopilación histórica de Barranquilla. Más tarde don Ramón José Vergara y Don Fernando Baena, recopilando muchos datos y documentación del anterior, publicaron el interesante libro: “Barranquilla, su pasado y su presente”, editado por el Banco Dugand en 1922. Otros historiadores se destacan así mismo por sus importantes trabajos: Monseñor Pedro María Revollo, Carlos González Rubio, Julio Hoenisberg, Miguel Goenaga, Esteban Páez Polo, Alberto Miramón, Alfredo de la Espriella, José Agustín Blanco, entre otros.
Bibliografia:
1. De la Espriella, Alfredo. Barranquilla: Orígenes y tradiciones, El Heraldo 1996.
2. Blanco, José Agustín, El Norte de Tierradentro y los Orígenes de Barranquilla, Bogotá. Banco de la República. 1987
3 y 4 De la Espriella, Alfredo. Barranquilla: Orígenes y tradiciones, El Heraldo 1996.

4 comentarios: